Medellín

Los relojes son un gran problema
& las sentencias de una oración.
Mañana, amigo estamos sonriendo.

Una catedral de conceptos
se tumba y se consagra simultáneamente.
Este hombre de palabras depende de sus manos.

Una energía dentro de una energía,
la ciudad nunca duerme
ni se calla.

Muros de amor
con guardas de seguridad.
Alguien te podría robar.

Los merlones de estas cercas prosperas
se afilan a diario. Marietta se viste duro
y apretado, cualquier sonrisa es gratis.

Un anillo de montañas cartel atrapan
el petróleo sucio E.U. produce luego
vierte en tierras de menos ley. Hay que cantar. & respirar.

Negando las muertes pequeñas de un dormir ensordecedor
el santuario del barrio
a salvo en su jaula de esperanza.

Vine por el color
me fui con el calor.
El grano de su bulla es música.

Con mi pica de inglés
preparé mi propia tumba.
¡Perdón! Me creen tierno, quizás loco.

No me gusta & lo adoro.
Mientras nuestro mundo se coagula hacia su fracaso cómodo
los colombianos bailan mejor, algo en respuesta.

Esta “ciudad de la primavera”, esta epifanía.
La paz será frenética
& totalmente suya.

.

.

.

.

.

.

.

Advertisements