Mirando Hacia Atrás con Languidez

El verano nunca llega hasta enero:
comienzos falsos a través de la dislocada primavera,
quiebre de aguas en un húmedo diciembre,
carnada lanzada/la sangre de navidad. Luego AQUÍ.

Nuestros pies como dinosaurios sobre esta playa lucen
oro desde las texturas de arena

& amantes, tocamos
con sacra torpeza de monjes
hambrientas gaviotas se disgustan
mientras buses de turismo merodean el paseo marítimo
una danza en cámara lenta……….. (familiar en las secas notas,
…………………………puntos entre espirales).

Nuestras sandalias se pasean más allá de
furgones energéticos.
En la cercanía, algún alma ansiosa dice
“no existe temor” incluso mientras mira.
Él es un extra….
………..
(también sirven quienes sólo se paran & observan).

“¡Bang!” ella rió felizmente. Mujeres jóvenes, la licra se tropieza,
cayendo como las viejas hojas prometidas,
cayendo como las olas,

cayendo como tinta, como
algo importante

Hormonas masculinas sobre las gotas en el aire, a diario
el calor cuelga sobre todos
como un préstamo.
La brisa de la tarde llega inocentemente
(nunca, por supuesto, para confiarse).

Los niños corren a través de la plácida superficie de adultos quemados por el sol,
alguien piensa en la cena.
Encrestado como periquito, Matt, El Corcho, da lora.

Pequeños humores, pigmento, los quiebres constantes.

Mirando hacia atrás con languidez,
……..puro como la idiotez
……..feliz como farmacia

yo cabalgo el curvo curso de tu nuca.
Cabalgando este día.

.

.

.

.

.

.

.

.

Advertisements